Miércoles, 20 Junio 2018 16:22

Un precarizado día del periodista

Escrito por  Ignacio Cagliero

Los trabajadores de prensa conmemoraron un día del periodista en medio de una profunda crisis de medios, donde se perdieron 3 mil puestos de trabajo en los últimos años. Pablo Kasabian, periodista de LT3, explicó la difícil situación que atraviesa la histórica Radio Cerealista: “LT3 está casi a punto de la quiebra”.

El 7 de junio se conmemoró un nuevo día del periodista en Argentina. Lejos de los festejos, la situación de los trabajadores de prensa en todo el país atraviesa una crisis que se viene profundizando en el último tiempo. Según un informe de Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), se perdieron 3 mil puestos de trabajo en la prensa gráfica, radial y televisiva, durante los últimos dos años. En Rosario, los trabajadores de LT3 Rosario Difusión se encuentran en alerta por los retrasos en los salarios y la intención por parte de los dueños de vaciar la empresa.

En diálogo con La Brújula de la Semana, Pablo Kasabian, periodista de LT3, comentó que al día de hoy, los trabajadores cobraron apenas un 65% del sueldo de abril. A su vez, los empleados realizaron una presentación en la AFIP denunciando la falta de pago de los aportes patronales por parte de la empresa. Desde el organismo le reconocieron a los trabajadores que la deuda existe desde hace mucho tiempo.

Este retraso en el pago de la obra social es uno de los puntos que más les preocupa a los trabajadores de la radio. “Amén de que no te paguen el sueldo, al no pagar la cuota de obra social juegan con la salud de los trabajadores”, explicó Kasabian y agregó: “Nosotros pertenecemos al Sindicato de Prensa, tenemos una obra social chica de unos mil afiliados, con que 50 no aporten, tambalea la salud”.
“LT3 está casi a punto de la de la quiebra, producto de que no tiene activos, tiene 50 trabajadores a cargo, tiene deuda millonaria de AFIP, de obra social y deudas sindicales”, expuso.

El recorrido de LT3

La sociedad Rosario Difusión, dueña de la emisora LT3, perteneció al Grupo Vila Manzano – dueño este último también del multimedios La Capital –. En el año 2001, el grupo cedió el gerenciamiento de la radio al entonces presidente del Club Newell’s Old Boys, Eduardo López. En el año 2008, cuando López perdió las elecciones en el club del parque, la radio retornó a manos del Grupo Vila Manzano.

En todo ese período, Kasabian asegura que no hubo una política de venta de publicidad para sustentar la radio. “LT3 siempre fue la relegada del grupo. La orden era vender pauta para el diario, pauta para la 8 (LT8), y si sobraba una bonificación al cliente, pauta para LT3”. Algo similar sucedió durante la gestión de López, que decidió no vender publicidad “ni aceptar la pauta oficial”.
En el año 2013, la ley de medios impedía que un multimedio posea dos señales AM en una misma ciudad. Con lo cual, Vila Manzano vendió Rosario Difusión a Fernando y Guillermo Whpei, dos hermanos, titulares de una de las financieras más grandes de Rosario.

Por un tiempo, la situación de la radio y sus trabajadores pareció mejorar, pero en 2017 nuevamente la radio cambió de manos. Los hermanos Whpei transfirieron LT3 a la compañía Vórtice Productora Multimedios, a cargo de César Giancrisostemi. Durante todo este año, desde la última venta, los trabajadores vienen cobrando los sueldos atrasados y se le adeudan los aportes patronales.
Una situación curiosa en la última transacción es que, si bien los hermanos Whpei vendieron LT3, se comprometieron a pagar “el déficit de la radio” por un determinado tiempo. Es decir, siguen aportando dinero en la radio: “Es como que te venda un auto y te siga pagando la nafta” comparó el periodista de LT3.

Profesión precarizada

El informe de Sipreba, pone el foco no sólo en los despidos sino en otro tipo de desvinculaciones como los retiros voluntarios y las jubilaciones anticipadas. Y remarca un contexto generalizado en donde los medios prescinden de los periodistas y no se vislumbran nuevas oportunidades de trabajos.
En ese sentido, Kassabian ve que lo mismo sucede en LT3: “La radio está en una meseta y en una cuesta abajo constante”, expresó y agregó que LT3 sale al aire exclusivamente por el esfuerzo de los 50 trabajadores de la radio.

A diferente escala, pero con dificultades también se encuentran trabajadores del diario La Capital y Televisión Litoral. “En este contexto nacional vez que Radio El Mundo la están vaciando en Buenos Aires, que en Radio Del Plata no pagan los salarios y despiden gente, que en Radio Tandil despidieron once trabajadores el día viernes, Radio Rivadavia está quebrada. El contexto nacional posibilita esta circunstancia y a su vez hay un Estado que cada vez se corre más”, sentenció.

Más en esta categoría: « Seguir malvinizando